• David Neila Pérez

PRESENTACIÓN TELEMÁTICA DE LA SOLICITUD DE NACIONALIDAD


Desde el pasado 1 de julio de 2017 la única opción disponible para presentar la solicitud de nacionalidad española es la presentación telemática a través de internet. Todas aquellas solicitudes de nacionalidad que se presentan a través de registro civil están condenadas al fracaso.

Para poder usar esta vía, es preciso que el ciudadano extranjero cuente con un sistema compatible que le permita hacer uso de los servicios electrónicos. Asimismo deberá contar con un certificado digital compatible para identificarse telemáticamente con el Ministerio de Justicia. Así pues, las solicitudes manuscritas que se dirijan al Ministerio de Justicia no serán aceptadas por el funcionario de turno.

Ello supondrá en principio una agilización del procedimiento acortándose los plazos para resolver la solicitud. Sin embargo, desde que se implantó el sistema voluntario de presentación telemática hace unos años, lo cierto es que todavía no se han registrado las solicitudes presentadas.

Para el caso que los ciudadanos tengan dificultades con la presentación telemática de nacionalidad española, desde Bufete Neila, tenemos desde hace años implantado el servicio de presentación telemática.


Así pues, en caso de que tenga dificultades o quiera evitarse dolores de cabeza, le ofrecemos a un precio muy competitivo el servicio de presentación telemática de la solicitud de nacionalidad española.

Si quiere conocer todos los requisitos o cómo funciona el procedimiento, puede consultar nuestros anteriores artículos:

- Formas de adquisición de la nacionalidad española por residencia (plazos mínimos de residencia para optar a la nacionalidad.

- Documentación necesaria que debe adjuntarse para presentar la solicitud de nacionalidad española.

- Acelerar el expediente de nacionalidad con el recurso contencioso.


Entradas Recientes

Ver todo

NACIONALIDAD ESPAÑOLA POR RESIDENCIA

Si desea tramitar su nacionalidad española, no se arriesgue a hacerlo por su cuenta, es muy habitual cometer fallos que luego no pueden ser subsanados o que demoran en exceso el plazo para resolver la